"No eres feo, eres pobre", 15º entrega: Recuperando el tiempo perdido

Carolo siente que el trabajo lo agobia y lleva mucho tiempo deseando unas vacaciones. La verdad es que su economía no le permite ir muy lejos ni por mucho tiempo, pero una escapadita a Gravite Falls no estaría mal.
Esa mañana se desayunó con un problema grave en el baño, la gota que faltaba para rebalsar el vaso de su estress. Así que al fin decidió llamar a Margarita para pasar unos días de acampada. Al final de todo, se debían un tiempo a solas para afianzar su relación luego del regreso de Margarita y su profunda charla sobre su pasado.
Fueron tres días de relajación total, de pasión y de nuevas experiencias...
...experiencias como sobrevivir a un incendio por ejemplo...
Por suerte Margarita se hizo cargo del asunto en vez de huir como Carolo.
En plenas vacaciones, ¿adivinan quién tuvo la desfachatez de llamar? Si, ella, la que nunca miró a Carolo pero de pronto se interesa en él. Sabrá Odín qué intenciones tiene... pero Carolo no es tonto, así que rechazó su invitación!
A pesar de estar pasándola de maravilla, las vacaciones tuvieron que terminar unas horas antes porque Margarita se sentía mal. Quizás le haya caído mal ese budín espantoso que trajo en su mochila.
Al regresar, Carolo se sintió renovado y con ganas de volver al trabajo. Necesitaba un respiro y un tiempo con Margarita. En unos días su nueva cosecha estaría lista ¡y podría finalmente visitar a su odontólogo! Carolo al fin se sentía seguro de si mismo, como tantas veces había deseado sin hacer nada al respecto. Su amor por Margarita había sido la chispa que lo puso en marcha y el día de hoy, finalmente, sentía que podía dormir tranquilo.
Margarita regresó y Milena se alegró mucho. Tener gemelos no había estado dentro de sus planes y no era nada fácil sola. Alejandro y Julia eran lo más bello que jamás le había sucedido, pero no podía negar que sentía que no había nacido para ser madre a veces.
La casa iba muy bien con respecto a la remodelación y los gemelos ya tenían preparada su habitación para más adelante. Margarita y Milena tenían una relación maravillosa y de a poco Milena y El Señor de las Fotos iban dejando atrás los malos momentos para disfrutar de su familia.
Todo parece ir sobre ruedas en Newcrest. ¡¡¡Esperemos que todo siga igual!!!

Comentarios